La práctica de un deporte es de gran beneficio, no solo para los adultos, también para los más pequeños de la casa. Muchas veces es difícil lograr que ellos adquieran el compromiso de la práctica regular de dicho deporte, pero no imposible. Hoy te diremos algunos tips para que logres que tu hijo comience a ser activo en los deportes.

Debes conocer las habilidades que tiene tu hijo

Uno de los errores más comunes en los padres, es obligar a sus hijos a practicar un deporte que es del agrado del padre, la madre, los abuelos, o porque es en ese equipo que encontrará amigos, en fin, las excusas pueden ser muchas, pero la realidad es que quien debe disfrutar de esa práctica es el hijo, no los padres.

Por otra parte, es necesario que tu hijo tenga habilidades para practicar un determinado deporte, porque en caso contrario, cuando tu hijo intente cumplir con los objetivos de la práctica y no lo alcance, el resultado va a ser su frustración y su autoestima va a decaer.

Todos tenemos habilidades diferentes, el cerrajero es hábil con las herramientas, el doctor y sus conocimientos del cuerpo humano, el docente tiene el don de la enseñanza y la paciencia… En fin, lo mismo sucede con los deportes, hay quienes son excelentes en baloncesto, pero no tienen habilidades para el beisbol, por mencionar un ejemplo.

Evalúe el tiempo que necesita dedicar a la práctica

La principal recomendación en este aspecto, es considerar el tiempo que su pequeño dedica para los estudios, las tareas escolares y demás actividades extracurriculares, después evaluar el tiempo disponible de su hijo a la semana.

Con esta información en mente, deben tener la seguridad de que podrá cumplir con el horario de las prácticas, ya que al formar parte de un equipo, el niño debe ser responsable, porque ahora ellos van a contar con su participación.

Presenciar una práctica

Los niños pueden ser muy entusiastas, y querer ser parte de cualquier deporte. Pero, muchos pierden la motivación, cuando perciben que para poder desarrollar ciertas habilidades o realizar algunos movimientos, deben hacer ejercicio, practicar mucho tiempo y superar errores.

No solo le muestres todo lo que puede llegar a hacer en un deporte, enséñale el proceso que debe experimentar y superar, para lograr ese impresionante desempeño deportivo.

Muchos entrenadores recomiendan a los padres y representantes, que permitan a sus hijos ser parte del equipo por un periodo de tiempo de prueba, así el niño tendrá la oportunidad de conocer la rutina del entrenamiento, cómo son sus compañeros y las exigencias de las prácticas. Después, elegir si va a continuar o no.

Aquí siento la necesidad de aclarar que, si tu hijo manifiesta que ese deporte no es lo que le satisface, evita decir frases negativas de su desempeño, recuerda lo que mencionamos en el primer punto… Todos tenemos habilidades diferentes.

Espero que con estas breves sugerencias, logres que tu hijo se entusiasme a pertenecer a un equipo deportivo y disfrutar de todas las ventajas que esto proporciona.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.